sábado, 10 de septiembre de 2016

Siempre hubo una gran razón para vivir con alegría y con entusiasmo, un motivo para levantarse cada día con buen humor y limpiar a tu alrededor, trabajar con satisfacción y compartir cada instante de tu vida con tu familia e amigos mediante la gracia de Dios que te bendice con los brazos abiertos , Dios te ha hecho distinto a los demás y en tu memoria archivo tanta libertad para contarle al mundo la verdad que se esconde tras su palabra escrita , la Santa Biblia que cada ser humano lleva sellado en su ADN.